Coop57 es una cooperativa de servicios que destina sus recursos a dar préstamos a proyectos de economía social y solidaria que promuevan la ocupación, fomenten el cooperativismo, el  asociacionismo y la solidaridad en general, y promuevan la sostenibilidad sobre la base de principios éticos y solidarios y trabajar para una transformación social y económica.

El embrión de Coop57 surge de la lucha de los trabajadores de la Editorial Bruguera, que crearon un fondo colectivo con las indemnizaciones que percibieron cuando la empresa cerró en 1986.

En un principio, su desarrollo iba muy vinculado con el cooperativismo de trabajo asociado, pero progresivamente amplió su base social a otros tipos de entidades de economía social y solidaria. Paralelamente fue creciendo también su base de socios y socios colaboradores.

Coop57 trabaja sobre la base de los valores y principios de las finanzas éticas: la coherencia para evitar la contradicción del uso del dinero con nuestros principios éticos y sociales; la participación y la responsabilidad de los ahorradores; la transparencia absoluta en la gestión de la entidad, la solidaridad en la construcción de un modelo económico y una reflexión continua para orientar la acción de Coop57.

Además, Coop57 se rige por los principios del cooperativismo, arraigo territorial, intercooperación y construcción de mercado social, carácter colectivo, democracia económica, autonomía y autogestión, trabajo en red, economía feminista, proximidad y confianza.

En cuanto a la estructura, Coop57 se basa en un modelo organizativo en red, donde la forma organizativa es horizontal y basada en los principios de participación, arraigo territorial y descentralización.  Se estructuran por secciones territoriales, cada una de las cuales tiene sus propios órganos y estructuras de participación. Por tanto, las personas y las entidades que depositen sus ahorros en Coop57 participan democráticamente en el establecimiento de los criterios de inversión y en la gestión de los recursos.

Además de Cataluña, donde nace el proyecto, durante estos años se han creado secciones territoriales en Aragón, Madrid, Andalucía, Galicia y Euskadi. 

¿Cómo participar?


Son las personas físicas, que sin ser socias a todos los efectos (no pueden recibir préstamos), se vinculan a Coop57 porque creen en el proyecto y participan con sus ahorros en el desarrollo de un instrumento financiero alternativo, ético y solidario.

Son entidades socias de servicios (y por tanto reciben financiación) las cooperativas, asociaciones, fundaciones y otras entidades de la economía social y solidaria que lleven a cabo una actividad económica de manera autónoma y sobre la base de criterios de la economía transformadora.

Ambos tipos de socios participan en los órganos de decisión y gestión de Coop57 y establecen las líneas de actuación y los criterios éticos y sociales de la cooperativa.

QUIERO CONTACTAR